10 hechos brutales más allá del caso de Raif Badawi


2015-03-05_Arabia Saudita_10 hechos brutales más allá del caso de Raif Badawi

Mañana se cumplen ocho semanas desde que las autoridades sauditas azotaron públicamente al blogger y activista Raif Badawi.  Su condena por "insultar al Islam" y crear un foro online  para el debate político fueron 1.000 latigazos y 10 años de prisión.

Después de su primera sesión de 50 latigazos delante de una mezquita en Jeddah, el 9 de enero, un médico advirtió a las autoridades penitenciarias sobre su estado de salud, dado que sus heridas no habían sanado lo suficiente para que fuera sometido a la segunda ronda de este castigo brutal.

El siguiente viernes, mientras un comité médico había aconsejado que Raif Badawi no debía ser azotado por su alta presión arterial, otro médico de la prisión insistió en que debía ser azotado.

Durante las siguientes cinco semanas a este hecho, no se llevaron a cabo las flagelaciones por razones que siguen siendo desconocidas. Nadie sabe si la próxima parte de su sentencia se llevará a cabo mañana.

Raif Badawi ha sido noticia en todo el mundo. Su caso es sólo la punta del iceberg respecto de la atroz situación de derechos humanos que existe en Arabia Saudita. Acá hay 10 datos que surgen de  investigaciones realizadas por Amnistía Internacional:

  1. castigos crueles, inhumanos y degradantes


Tribunales de Arabia Saudita siguen imponiendo penas de flagelación como castigo para muchos delitos, a menudo después de juicios injustos. Además Raif Badawi, en los últimos dos años los defensores de derechos humanos Mikhlif bin Daham al-Shammari y Omar al-Said fueron sentenciados a 200 y 300 latigazos, respectivamente, y la trabajadora doméstica filipina Ruth Cosrojas se la condenó con 300. Las amputaciones y las amputacioens-cruzadas también se llevan a cabo como castigo para algunos delitos.

  1. Lider en ejecuciones


Arabia Saudita se encuentra entre los verdugos del mundo, con decenas de personas que se ejecutan cada año, muchas de estas son decapitaciones públicas. En lo que va de este año 40 personas han sido ejecutadas - casi cuatro veces el número equivalente para esta época del año pasado.

  1. Represión a los activistas


Además Raif Badawi, decenas de activistas siguen tras las rejas, simplemente por ejercer su derecho a la libertad de expresión, asociación y reunión. Las autoridades decidieron atacar a las pequeñas comunidades de defensores de derechos humanos y para eso están incluyendo el uso de leyes antiterroristas para reprimir sus acciones pacíficas.

  1. No hay espacio para la disidencia


Todas las reuniones públicas, incluyendo manifestaciones, siguen prohibidas en virtud de una orden emitida por el Ministerio del Interior en 2011. Los que desafíen esta orden, serán   arrestados, enjuiciados y sometidos a prisión por cargos como "incitarse contra las autoridades".

  1. La discriminación sistemática contra las mujeres


Las mujeres y las niñas siguen siendo objeto de discriminación en la legislación y la práctica, con leyes que subordinan su situación frente a los hombres, sobre todo en relación con los asuntos de familia, como el matrimonio, el divorcio, la custodia de los hijos y la herencia. Las mujeres que apoyaron una campaña contra una prohibición de las mujeres conductoras se enfrentan a la amenaza de detención y otros actos de hostigamiento e intimidación.

  1. tortura sistemática en custodia


Ex detenidos, acusados  y otros han dicho a Amnistía Internacional que el uso de técnicas de tortura y otros malos tratos, por parte de las fuerzas de seguridad,  sigue siendo una práctica común y generalizada, y que los responsables nunca son llevados ante la justicia.

  1. Detención y reclusión arbitrarias


Decenas de personas han sido detenidas y recluidas en prisión preventiva durante seis meses o más, superando las infracciones que establecen los códigos penales propios del Reino. Los detenidos se encuentran con frecuencia en régimen de incomunicación durante el interrogatorio y se les niega el acceso a sus abogados. Algunos activistas de derechos humanos han sido detenidos sin cargos ni juicio durante más de dos años.

  1. discriminación religiosa arraigada


Los miembros de la minoría del Reinado Shi, mayoría de los cuales viven en la Provincia Oriental, rica en petróleo, siguen enfrentándose a la discriminación arraigada que limita su acceso a los servicios públicos y el empleo. Activistas Shi han recibido penas de muerte o largas penas de prisión por su presunta participación en protestas en 2011 y 2012.

  1. La deportación masiva de los trabajadores migrantes


De acuerdo con el Ministerio del Interior, la represión de los trabajadores migrantes extranjeros irregulares en noviembre 2013 llevó a la expulsión de más de 370.000 personas.  18.000 aún se encontraban detenidos en marzo pasado. Miles de personas fueron devueltas a Somalia, Yemen y otros estados donde corrían el riesgo de abusos contra los derechos humanos.

  1. ¿Lo que sucede en el Reino, se queda en el Reino


Las autoridades sauditas siguen negando el acceso a las organizaciones independientes de derechos humanos como Amnistía Internacional, y se ha conocido de la acción punitiva, incluso a través de los tribunales, en contra de activistas y familiares de las víctimas que nos contactan.

Publicado el

COLABORÁ

Me gustaría ayudar y donar hoy

Gracias al aporte de personas como vos, Amnistía Internacional trabaja con absoluta independencia. Tu aporte nos permite continuar exigiendo el respeto de los derechos humanos en todo el mundo.

Noticias Relacionadas