Preocupación ante la escalada de violencia ejercida por el Estado contra vendedores ambulantes senegaleses en la Ciudad de Buenos Aires


Las organizaciones abajo firmantes manifestamos nuestra profunda preocupación por distintos hechos y acciones de violencia institucional y policial ejercidos contra la comunidad senegalesa en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 

Mientras nos acercamos al Día Mundial de los Refugiados que se conmemora el 20 de junio, la mayor comunidad de solicitantes del estatuto de refugiado en Argentina viene sufriendo una creciente envestida contra sus derechos humanos. Durante los últimos meses, los barrios de Flores y Balvanera fueron testigos de operativos policiales desproporcionados para perseguir a vendedores ambulantes, en su mayoría de nacionalidad senegalesa, allanamientos violentos e injustificados, intimidación constante, hostigamiento y reiterados episodios de violencia física y verbal contra trabajadores  senegaleses, ejercidos por la Policía de la Ciudad.

El 5 de junio Kane Serigne Dame fue abordado de manera violenta en plena vía pública por funcionarios policiales y terminó con una profunda herida en su brazo derecho e imputado en dos causas judiciales. Las causas, además de constituir una respuesta que criminaliza la venta ambulante, reducen las posibilidades de que se investigue a los funcionarios policiales que le provocaron lesiones. Si bien este hecho cobró especial notoriedad, no se trató de un episodio aislado: la comunidad senegalesa viene denunciando un gravísimo incremento –en cantidad e intensidad- de diferentes formas de persecución y violencia por parte de la policía desde 2016, tanto en la Ciudad de Buenos Aires como la de La Plata, y en localidades del conurbano bonaerense sur. Durante este año, la comisaría 50 del barrio de Flores protagonizó una serie de operativos violentos y sistemáticos,  en los que los vendedores senegaleses resultaron imputados por supuesta “resistencia a la autoridad”. El inicio de estas causas penales, que encubren detenciones arbitrarias, asimismo les provoca complicaciones con las autoridades migratorias, que incluso pueden llegar a provocar su expulsión del país.

Los altos niveles de violencia institucional motivaron la reacción de toda la comunidad, así como de múltiples organizaciones sociales y de derechos humanos y de los vecinos, quienes se manifestaron el jueves 7 de junio en el barrio de Flores. Sin embargo, apenas un día después de esta movilización, la policía de la Ciudad, bajo las órdenes de la fiscalía porteña, realizó un operativo que incluyó más de 20 allanamientos en distintos hoteles y viviendas de senegaleses y en locales comerciales donde trabajan, y detuvo durante más de 24 horas a 24 de ellos.

Estos episodios de violencia se enmarcan  en un contexto de hostigamiento institucional y discriminación racial contra la comunidad senegalesa en Buenos Aires, que viene denunciando un incremento de operativos en la vía pública con poca observancia de las garantías judiciales. Tanto la policía como la fiscalía utilizan un perfil racial para la criminalización de los trabajadores senegaleses. En junio de 2017, el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre Discriminación Racial ya había expresado su preocupación por la escalada de violencia contra los migrantes africanos en Argentina, expuestos al acoso y la extorsión por la policía, y la ausencia total de mecanismos de protección a los que puedan acceder.

El Estado debe buscar de manera urgente soluciones integrales y participativas para la protección de los derechos de la comunidad senegalesa en Argentina, incluyendo la regularización documentaria y la generación de alternativas laborales sustentables.

Las organizaciones de migrantes y otras organizaciones sociales comprometidas con los derechos humanos denunciamos el trato discriminatorio, racista y violento contra la comunidad senegalesa y manifestamos nuestra profunda preocupación por el uso excesivo de la fuerza por parte de la Policía de la Ciudad; y exigimos a las autoridades que pongan fin a las prácticas extorsivas, discriminatorias y persecutorias contra los migrantes africanos, y una investigación imparcial e independiente de los hechos que determine la responsabilidad de los autores de los excesos.

100% Diversidad y Derechos

Agrupación Afro XANGO

Amnistía Internacional

AMUMRA – Asociación Mujeres Unidas, Migrantes y Refugiadas en Argentina

ANDHES – Abogados y Abogadas del NOA en Derechos Humanos y Estudios Sociales

Área de Migraciones del Instituto de Investigaciones Gino Germani – FSOC – UBA

Asociación Civil Yanapacuna

Bloque de Trabajadorxs Migrantes

Campaña Migrar No es Delito

CAREF – Comisión Argentina para Refugiados y Migrantes

CELS – Centro de Estudios Legales y Sociales

Colectivo Passarinho

Comisión Organizadora 8 de Noviembre

Congreso de los Pueblos – Capítulo Argentina

Coordinadora Migrante y Consejería para Migrantes de la Facultad de Trabajo Social de la Universidad Nacional de La Plata

Instituto de Altos Estudios Sociales (IDAES)- Universidad Nacional de San Martín (UNSAM)

Instituto de Justicia y Derechos Humanos – Universidad Nacional de Lanús

MECOPA – Colectivo de Migrantes y Exiliados Colombianos por la Paz

MIRARES – Migrantes Refugiados y Argentinos Emprendedores Sociales

Núcleo de Estudios Migratorios (NEMI)

Red de Migrantes y Refugiadxs en Argentina

Red IAMIC – Red de Investigadorxs Argentinxs sobre migraciones contemporáneas

 

 

Para Adherir: comunicaciones@caref.org.ar

Publicado el

COLABORÁ

Me gustaría ayudar y donar hoy

Gracias al aporte de personas como vos, Amnistía Internacional trabaja con absoluta independencia. Tu aporte nos permite continuar exigiendo el respeto de los derechos humanos en todo el mundo.

Noticias Relacionadas

¿Cómo quieres que se usen las cookies en este sitio? Hemos descargado cookies en tu equipo para facilitarte el uso de este sitio web. Puedes utilizar esta herramienta para cambiar la configuración de las cookies. Si no la cambias, entenderemos que accedes a continuar.
ACEPTO
NO USAR COOKIES