Amnistía Internacional pide la excarcelación de un enfermo terminal en aislamiento desde hace 40 años


2013-07-16_Estados Unidos_Amnistía Internacional pide la excarcelación de un enfermo terminal en aislamiento desde hace 40 años


"Los 3 de Angola"


16 de julio de 2013.- Amnistía Internacional ha solicitado que, por motivos humanitarios, se excarcele inmediatamente a un hombre que lleva más de 40 años en régimen de aislamiento en una prisión de Louisiana, Estados Unidos, y a quien se le ha diagnosticado un cáncer terminal, con un pronóstico de sólo unos meses de vida. “Ya lleva décadas sometido a condiciones crueles. Fue declarado culpable basándose en pruebas dudosas y ahora se le debería permitir que viva sus últimos días con dignidad y atendido por su familia”, dijo Amnistía Internacional.

Hace 40 años tres jóvenes afroamericanos fueron recluidos bajo un régimen de aislamiento, ellos son Herman Wallace y Albert Woodfox que, junto a Robert King liberado en 2001, forman parte del caso conocido como “Los 3 de Angola”. Estos hombres fueron recluidos en la penitenciaría estatal de Louisiana, conocida como “Angola”, una cárcel que ha recibido numerosas denuncias de casos de corrupción, abusos y tratos inhumanos a los reclusos.

Herman Wallace, de 71 años, fue encarcelado en un principio por robo a mano armada. Sin embargo, en 1973 fue declarado culpable por el asesinato de un guardia penitenciario, junto con Albert Woodfox y desde entonces ambos están en régimen de aislamiento. Pero no hay ninguna prueba material que relacione a los hombres con el crimen; las pruebas de ADN que podrían haberlos absuelto se perdieron hace años, y el testimonio de los principales testigos presenciales quedó desacreditado posteriormente.

Se cree que Wallace y Woodfox son los reclusos que más tiempo llevan bajo un régimen de aislamiento en Estados Unidos. Si bien actualmente Wallace está en el hospital penitenciario, antes de su enfermedad estuvo confinado en una pequeña celda, en la que sólo se pueden dar tres pasos a lo ancho y cuatro pasos a lo largo, durante 23 horas al día, y sólo se le permitía hacer ejercicio en el exterior tres horas a la semana. Según los informes, las temperaturas de las celdas de la prisión son muy altas y suelen alcanzar los 38ºC.

“Con estos datos, es evidente que estas condiciones ya han afectado gravemente su salud. Es hora de que las autoridades muestren cierta humanidad, algo que debían haber hecho hace tiempo.”

Informes relacionados:

 

Publicado el

COLABORÁ

Me gustaría ayudar y donar hoy

Gracias al aporte de personas como vos, Amnistía Internacional trabaja con absoluta independencia. Tu aporte nos permite continuar exigiendo el respeto de los derechos humanos en todo el mundo.

Noticias Relacionadas