Arabia Saudita, el único país del mundo en el que las mujeres no pueden manejar


 

Mujeres de Arabia Saudita se autoconvocaron a ponerse al volante este sábado 26 de octubre, en desafío a la prohibición de manejar para las mujeres que rige en el Reino. Luego de la convocatoria que se expandió a través de las redes sociales en las últimas semanas, el ministerio del Interior afirmó que “las leyes del Reino no permiten actividades que perturben la paz social” y advirtió que el estado responderá “firmemente y con fuerza” si los planes se llevan adelante.

Las autoridades sauditas deben respetar el derecho de las mujeres a manejar este sábado, en desafío a la prohibición, dijo Amnistía Internacional. Es insólito que en el Siglo XXI Arabia Saudita continúe negándole a las mujeres su derecho a manejar legalmente un auto. Se trata de una medida discriminatoria y debe ser revertida inmediatamente.

Arabia Saudita es el único país del mundo en el que a las mujeres no se les permite manejar. Aunque no hay una ley oficial, un decreto ministerial formalizó en1990 una prohibición que ya estaba impuesta por costumbre y las mujeres que intentan manejar son arrestadas.

http://www.youtube.com/v/k4tP6Hr4A1o

La campaña del 26 de octubre reclama al gobierno que emita un decreto que levante la prohibición de manejar a las mujeres. Como parte de la campaña, grupos de mujeres ya se han lanzado a las calles del reino manejando sus autos, filmando y subiendo los videos a YouTube. Hasta ahora, han tomado parte al menos 35 mujeres.

 

Las mujeres en Arabia Saudita han intentado que la prohibición se levante desde 1990, cuando 40 mujeres manejaron por una calle de Riyadh. Fueron paradas por la policía y algunas de ellas fueron suspendidas de sus trabajos. Las mujeres fueron extensamente condenadas en sermones religiosos y círculos sociales. El Gran Mufti, máxima autoridad religiosa de Arabia Saudita, emitió una fatwa contra las mujeres que manejan, luego de una instrucción formal emitida por el ministro del Interior.

En 2011, activistas mujeres relanzaron una campaña en internet llamando a las mujeres con licencias internacionales a lanzarse a las calles en desafío a la prohibición. Decenas de mujeres se pusieron entonces al volante para apoyar la campaña. Algunas fueron arrestadas y debieron firmar compromisos de que no volverían a manejar en el futuro. En septiembre de 2011, una conductora fue juzgada y condenada. Su sentencia fue finalmente revocada seis meses más tarde.

http://www.youtube.com/v/vnKNuEnYDiI

Una de las activistas involucradas en la campaña dijo a Amnistía Internacional: “Este es un derecho natural para nosotras, un derecho simple y básico. Está vinculado a nuestra libertad de movimientos. El derecho a manejar dará poder a las mujeres y nos dará una sensación de control sobre nuestras vidas”.
Actualmente las mujeres en Arabia Saudita dependen de los hombres para realizar las tareas cotidianas que requieran transportarse. Levantar la prohibición permitirá a las mujeres manejar rumbo a sus trabajos o estudios y posibilitará que las madres lleven a sus chicos al colegio.

La prohibición de manejar es solo una de las muchas maneras en que a las mujeres de Arabia Saudita se les niegan derechos fundamentales. A pesar de unos pocos avances en años recientes, las mujeres continúan enfrentando severa discriminación en la ley y en la práctica y no tienen protección adecuada contra la violencia doméstica y otros tipos de violencia basadas en el género.

Las normas discriminatorias vinculadas al matrimonio y al divorcio provocan que muchas mujeres queden atrapadas en relaciones violentas y abusivas.

El sistema de tutoría que prevalece en Arabia Saudita significa que a las mujeres se les requiere que obtengan permiso de un guardia masculino para casarse, viajar a la mayoría de los países extranjeros, someterse a ciertos tipos de cirugía, trabajar o realizar estudios avanzados.

En agosto pasado, una ley que criminaliza el abuso doméstico fue aprobada en Arabia Saudita. Pero todavía no está claro cómo las mujeres pueden denunciar abusos con todas las restricciones que pesan sobre su libertad de movimientos. Como resultado de estas restricciones y debido al limitado número de profesiones que son consideradas socialmente aceptables para las mujeres, muchas encuentran dificultades para conseguir trabajo, a pesar de que ha habido un aumento del número de mujeres con educación universitaria.

La campaña del 26 de octubre llega en la misma semana en que representantes de Arabia Saudita en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU afirmaron que las leyes de su país no discriminan a las mujeres.

 


Publicado el

COLABORÁ

Me gustaría ayudar y donar hoy

Gracias al aporte de personas como vos, Amnistía Internacional trabaja con absoluta independencia. Tu aporte nos permite continuar exigiendo el respeto de los derechos humanos en todo el mundo.

Noticias Relacionadas

¿Cómo quieres que se usen las cookies en este sitio? Hemos descargado cookies en tu equipo para facilitarte el uso de este sitio web. Puedes utilizar esta herramienta para cambiar la configuración de las cookies. Si no la cambias, entenderemos que accedes a continuar.
ACEPTO
NO USAR COOKIES