Para la comunidad internacional

Justicia para Siria

Justicia para Siria


Seis años de crisis


El horror y el derramamiento de sangre han marcado los seis años de crisis en Siria, que empezaron con protestas contra el gobierno en marzo de 2011. Las partes implicadas en el conflicto continuaron cometiendo abusos contra los derechos humanos, entre ellos crímenes de guerra y de lesa humanidad. Hasta la fecha, no ha habido justicia para las víctimas. Las fuerzas del gobierno sirio, con el apoyo de Rusia, han atacado y bombardeado a civiles causando miles de muertos y heridos; han impuesto asedios prolongados a zonas civiles; han sometido a decenas de miles de personas a desaparición forzada y a ejecuciones extrajudiciales; y han infligido torturas y otros malos tratos de forma sistemática a personas detenidas, causando incontables muertes bajo custodia. Los grupos armados han bombardeado e impuesto asedios en zonas predominantemente civiles de forma indiscriminada y han perpetrado secuestros, torturas y ejecuciones sumarias.

Hoy, continúan cometiéndose en Siria crímenes de guerra y de lesa humanidad y otras graves violaciones de derechos humanos. Estos crímenes no pueden quedar impunes. Las víctimas y sus familias tienen derecho a verdad, reparación y justicia.


Hay tres vías para la justicia en Siria:


El mecanismo internacional
Establecido por la Asamblea General de la ONU en diciembre de 2016 para apoyar la investigación de los crímenes más graves de derecho internacional cometidos en Siria desde marzo de 2011 con el fin de enjuiciar a los responsables en el futuro.

La jurisdicción universal
Permite a los tribunales nacionales juzgar y procesar a personas por crímenes de guerra y de lesa humanidad cometidos fuera de su territorio.

La Corte Penal Internacional (CPI)-Bloqueada
Juzga a los responsables de crímenes de guerra y de lesa humanidad si el Consejo de Seguridad de la ONU le remite la situación de Siria, pero Rusia y China vetaron esta posibilidad en 2014.


Mecanismo Internacional


Un rayo de esperanza para asegurar la rendición de cuentas se abrió cuando la Asamblea General de la ONU adoptó una resolución por la que se establecía un mecanismo de investigación en Siria.

Este mecanismo de investigación tiene como objetivo llevar ante la justicia a todas las personas sospechosas de haber cometido violaciones de derechos humanos o crímenes de derecho internacional. Es una oportunidad para enviar a todos los perpetradores un mensaje claro de que tendrán que rendir cuentas. Es hora de garantizar que se pone fin al ciclo de crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad e impunidad. La justicia y la rendición de cuentas son fundamentales para un futuro de paz sostenible en Siria. Quizá el camino para lograr justicia sea largo, pero debemos actuar ahora para garantizar que la ONU da todos los pasos necesarios para crear un mecanismo internacional eficaz para Siria.

Actúa ahora por la justicia para la población siria.


Pasos hacia un mecanismo de la ONU eficaz



  1. 1. Aprobar la Resolución 71/248 de la Asamblea General de la ONU (diciembre de 2016) por la que se establece el mecanismo.

  2. 2. Garantizar financiación suficiente para el mecanismo por parte de los Estados miembros de la ONU.

  3. 3. Contratar personal competente, experimentado e independiente
    Contratar jefes, jefes adjuntos y personal con experiencia en investigación penal, procesamientos y análisis de indicios a escala internacional.

  4. 4. Elaborar reglamentos y procedimientos internos prácticos y exhaustivos
    En temas como organización, recogida y custodia de la información; confidencialidad, privacidad y protección de fuentes.

  5. 5. Recabar datos de forma productiva
    Solicitar información a órganos gubernamentales e identificar fuentes de obtención de indicios y contactos.

  6. 6. Iniciar investigaciones independientes, imparciales y exhaustivas
    Interrogar a testigos y realizar investigaciones in situ.

  7. 7. Organizar y analizar grandes volúmenes de datos de forma accesible y eficaz
    Establecer bases de datos (electrónicas) seguras y organizadas y analizar los indicios para establecer la identidad de los perpetradores (de alto nivel) y patrones de comportamiento.

  8. 8. Operar e informar con transparencia
    Preparar informes para la Asamblea General de la ONU y garantizar que víctimas, ONG y todas las partes interesadas participan de forma significativa y reciben información.

  9. 9. Preparar eficazmente expedientes exhaustivos de casos para procesar a los perpetradores individuales
    Preparar expedientes de casos sobre crímenes de derecho internacional y presuntos perpetradores individuales para facilitar su procesamiento por tribunales nacionales o internacionales (entre los que figura el propio mecanismo).

  10. 10.Poner en servicio los datos: compartir y facilitar el acceso a los indicios y los expedientes de los casos (sujeto a salvaguardas y procedimientos)


 

 

Los gobiernos también pueden hacer justicia en Siria


Muchos gobiernos en todo el mundo pueden juzgar crímenes cometidos en Siria, incluso si las personas sospechosas o las víctimas son extranjeras. Estos crímenes incluyen crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad, tortura, genocidio, actos de terrorismo y desaparición forzada.

El mecanismo de enjuiciamiento se conoce como jurisdicción universal y varios países europeos la han ejercido para investigar crímenes de guerra cometidos en Siria o Irak. Pero necesitamos que más países inicien investigaciones y enjuiciamientos para garantizar que las víctimas refugiadas y sus familias reciben la justicia y reparación que merecen.

Las comunidades y organizaciones sirias en Europa y en otros países juegan un papel importante a la hora de ofrecer testimonios e identificar a personas sospechosas, con lo que aumentan las oportunidades de los Estados de investigar y juzgar crímenes de guerra en sus tribunales nacionales.

Entre los países que pueden ejercer esta forma de jurisdicción se encuentran: Argentina, Francia, Reino Unido, EE. UU., Australia, Canadá, Alemania, Países Bajos, Austria, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Corea del Sur. México, Suiza, Suecia, Senegal y Uruguay.

Acciones Relacionadas