Para Autoridades de Australia

Peligro extremo de violencia para los refugiados en Manus, Australia

Peligro extremo de violencia para los refugiados en Manus, Australia Cientos de personas refugiadas y solicitantes de asilo que huyen de la persecución están atrapadas en la isla de Manus (Papúa Nueva Guinea), donde corren peligro de sufrir ataques y abusos a manos de algunos agentes locales.

Se trata de personas que el gobierno australiano trasladó a la fuerza a Papúa Nueva Guinea después de que intentaran pedir protección en Australia. Muchas han quedado atrapadas en la isla durante varios años. El sistema deliberadamente abusivo de Australia ha contribuido a provocar graves problemas de salud mental y extrema necesidad entre las personas refugiadas y solicitantes de asilo, que han sido sometidas periódicamente a agresiones físicas y verbales por parte de algunos habitantes y miembros de la policía y las fuerzas armadas, lo cual las ha hecho sentirse muy vulnerables e incapaces de salir de Papúa Nueva Guinea como no sea para volver a los países de los que huyeron.

Amnistía Internacional ha documentado varios incidentes de violencia, como el sucedido el 14 de abril de 2017, cuando soldados papúes realizaron varios disparos contra el centro de detención de refugiados de Manus. En las últimas semanas la situación se ha deteriorado y ha habido varios informes de ataques contra personas refugiadas y solicitantes de asilo a manos de algunos miembros de la comunidad, cuya consecuencia han sido graves lesiones que necesitaron hospitalización.

En este ambiente de tensión creciente en la isla de Manus, el 7 de agosto de 2017 se halló el cuerpo de un solicitante de asilo iraní de 21 años, Hamed Shamshiripour, en una zona boscosa cercana a un centro conocido como “centro de tránsito de Lorengau”. Se desconocen la causa y las circunstancias de su muerte.

Las últimas agresiones se producen en un momento en que las autoridades de Australia y Papúa Nueva Guinea tratan de cerrar el centro de detención de refugiados de Manus y trasladar a las personas refugiadas a otro lugar de Papúa Nueva Guinea: el centro de tránsito de Lorengau.

Escriban inmediatamente, en inglés o en su propio idioma, instando a las autoridades a:

- Garantizar la protección de todas las personas refugiadas y solicitantes de asilo de la isla de Manus frente a más agresiones

- Llevar inmediatamente a todas las personas refugiadas y solicitantes de asilo a Australia y garantizar que todas aquellas que tienen concedido el estatuto de refugiado tengan el derecho a asentarse en Australia o en terceros países

- Detener toda actuación o aplicación de políticas en la isla de Manus que pongan a las personas refugiadas en peligro de sufrir más daños, por ejemplo, obligándolas a desplazarse al centro de tránsito de refugiados de East Lorengau o a la comunidad local

- Garantizar atención médica adecuada para todas las personas refugiadas y solicitantes de asilo que sufren lesiones y traumas

- Instar a las autoridades de Papúa Nueva Guinea a que abran sin demora una investigación eficaz, independiente e imparcial sobre la muerte de Hamed Shamshiripour y otras personas refugiadas en la isla de Manus y sobre las agresiones de las que hay informes.


Publicado el

Acciones Relacionadas