Para las autoridades de India

Apoyá las ONG en peligro de ser clausuradas en India

Apoyá las ONG en peligro de ser clausuradas en India

El gobierno de India ha sometido a Amnistía India y Greenpeace India a una serie de “ataques”, al parecer por motivos políticos. Las cuentas bancarias de ambas organizaciones han sido bloqueadas, lo cual ha tenido el efecto de paralizar su actividad. Es el episodio más reciente de la campaña de represión de las autoridades indias contra la sociedad civil del país.


El 25 de octubre de 2018, un grupo de funcionarios de la Dirección de Aplicación de la Ley, organismo de investigación financiera del Ministerio de Economía, irrumpió en las oficinas de Amnistía India cerrando las puertas tras ellos, y estuvo allí durante diez horas. Ordenaron al personal de Amnistía India que no salieran, cerraran sus ordenadores portátiles y no utilizaran sus teléfonos móviles. Algo similar había ocurrido en Greenpeace India a principios de octubre.

Tras estas dos actuaciones, y a pesar de que ambas organizaciones desarrollan su actividad ajustándose a la normativa nacional pertinente, las cuentas bancarias de Amnistía India y Greenpeace India han sido bloqueadas. Ambas organizaciones han impugnado esta actuación ante el Tribunal Superior de Karnataka. Las autoridades afirman que las organizaciones han violado las normas que regulan la financiación procedente del extranjero. El Ministerio del Interior también ha abierto investigaciones sobre los fondos que recibe Amnistía India. Una de las leyes represivas sobre financiación exterior que suelen utilizar las autoridades para obstruir la labor de las organizaciones no gubernamentales es la Ley de Regulación de Contribuciones Extranjeras. Las autoridades han alegado “irregularidades” financieras y actividades que van contra el “interés público” para cancelar las licencias para recibir financiación exterior en virtud de esta ley. Algunas de las organizaciones que han sufrido los efectos de esta ley son Lawyers Collective, People’s Watch, Sabrang Trust y Navsarjan Trust, cuyas licencias siguen suspendidas o canceladas.

La irrupción en las oficinas de Amnistía India se produjo sólo unos días después de la elección de India para el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en el que tiene la obligación de hacer valer “las normas más estrictas en la promoción y protección de los derechos humanos”. Amnistía Internacional considera que estas actuaciones de las autoridades de India violan los derechos a la libertad de expresión, reunión y asociación, garantizadas por la Constitución de India y el derecho internacional de los derechos humanos.

Amnistía India y Greenpeace India son el objetivo más reciente de la agresión del gobierno indio a la sociedad civil. Entre junio y agosto de 2018, en una serie de brutales actuaciones represivas contra defensores y defensoras de los derechos humanos en el país, diez destacados activistas fueron detenidos en aplicación de una draconiana ley antiterrorista que a menudo se utiliza para silenciar a quienes critican al gobierno.

Escriban inmediatamente en inglés o en su propio idioma, instando a las autoridades a:

-detener de inmediato la intimidación y el hostigamiento de las organizaciones que trabajan sobre temas de derechos humanos y cuestiones medioambientales, y dejar que organizaciones no gubernamentales como Amnistía India y Greenpeace India puedan continuar con sus actividades sin sufrir restricciones en sus cuentas bancarias por motivos políticos;

-revocar o modificar la Ley de Regulación de Contribuciones Extranjeras con arreglo a las normas internacionales de derechos humanos;

-juzgar con garantías a los activistas y defensores y defensoras de los derechos humanos que han sido detenidos utilizando leyes represivas, incluida su puesta en libertad bajo fianza hasta que sean juzgados.

 

ENVÍEN LLAMAMIENTOS ANTES DEL 27 DE DICIEMBRE DE 2018 A:

Primer Ministro
Prime Minister Narendra Modi

South Block, Raisina Hill, New Delhi-110011
India

Fax: 01123017475

Correo-e: connect@mygov.nic.in

Twitter: @narendramodi

Tratamiento: Señor Primer Ministro / Dear Prime Minister

Centro de Coordinación de Defensores y Defensoras de los Derechos humanos, Comisión Nacional de Derechos Humanos
Focal Point for Human Rights Defenders, National Human Rights Commission

Srinivasa Kammath

Block-C,GPO Complex, INA,New Delhi, India

Correo-e: dr1.nhrc@nic.in

Tratamiento: Señor / Dear Sir

Y copias a:

Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos
UN High Commissioner for Human Rights

Michelle Bachelet Jeria

Office of the United Nations High Commissioner for Human Rights (OHCHR), Palais des Nations

CH-1211 Geneva 10, Suiza

Correo-e: mbachelet@ohchr.org; InfoDesk@ohchr.org

Envíen también copia a la representación diplomática de India acreditada en su país: 


Embajador de India, Sanjiv Ranjan

Torre Madero, Piso 19 
Avenida Eduardo Madero, 942 
Buenos Aires - C1106ACW


Información complementaria


Se están utilizando leyes represivas para suprimir los derechos a la libertad de expresión, asociación y reunión en el país. Sucesivos gobiernos han empleado la Ley de Regulación de Contribuciones Extranjeras como herramienta política para hostigar a grupos que critican las opiniones y actuaciones del gobierno. Con esta legislación, a las organizaciones de derechos humanos les resulta muy difícil acceder a financiación procedente del extranjero. El empleo de términos amplios e imprecisos, tales como “interés público” e “interés nacional” se presta a que la ley sea utilizada indebidamente. La Ley de Regulación de Contribuciones Extranjeras no cumple las normas internacionales y permite violar el derecho a la libertad de expresión y asociación.

En una serie de actuaciones represivas contra defensores y defensoras de los derechos humanos en el país, la policía de Maharashtra detuvo el 6 de junio de 2018 a los activistas Surendra Gadling, Rona Wilson, Sudhir Dhawale, Shoma Sen y Mahesh Raut. El 28 de agosto, la policía de Maharashtra detuvo a los activistas Sudha Bharadwaj, Gautam Navlakha, Vernon Gonsalves, Arun Ferreira y Varavara Rao, e irrumpió en las casas de varios más. Al detenerlos en aplicación de la Ley de Prevención de Actividades Ilegales, la policía alegó que estos defensores y defensoras de los derechos humanos habían provocado a los dalits en una gran concentración pública celebrada el 31 de diciembre de 2017, y esto había generado enfrentamientos violentos al día siguiente en los que una persona murió y varias resultaron heridas. Cientos de dalits se habían reunido en Bhima Koregaon (Maharashtra ) el 1 de enero para conmemorar los 200 años de la batalla en la que soldados dalits del ejército británico derrotaron a los peshwas en el poder. La Ley de Prevención de Actividades Ilegales a menudo ha sido utilizada de forma indebida y empleada para detener a personas que ejercen pacíficamente sus derechos a la libertad de expresión y asociación. Hay partes de esta ley que no se ajustan a las normas internacionales de derechos humanos y es probable que den lugar a violaciones de derechos humanos De los diez activistas, ocho están en la cárcel. El 25 de octubre, un tribunal de Hyderabad prorrogó el arresto domiciliario de Varavara Rao. El 1 de octubre, el Alto Tribunal de Delhi ordenó que se levantara el arresto domiciliario a Gautam Navlakha.


Publicado el

Acciones Relacionadas