Para les legisladores mexicanos

Una reforma en México podría dejar la seguridad en manos de los militares

Una reforma en México podría dejar la seguridad en manos de los militares Diputados y diputadas del Congreso mexicano podrían aprobar un dictamen de reforma constitucional otorgando a las fuerzas armadas la labor de seguridad pública, originalmente responsabilidad de las policías. Con esta reforma, las fuerzas armadas se mantendrían en las calles de México permanentemente. El dictamen de reforma se somete a votación en la Cámara de Diputados.
El 14 de diciembre, los miembros de la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados finalizaron el texto de un dictamen que ahora se someterá a votación de esta Comisión de redacción y probablemente al pleno de la Cámara de Diputados en los próximos días. El dictamen modifica trece artículos de la Constitución mexicana para crear una nueva fuerza de seguridad pública llamada Guardia Nacional que estaría integrada por las fuerzas armadas (Ejército y Marina), e incluiría el papel de la Policía Federal bajo un modelo militar. Si se aprueba, el proyecto de ley pasará al Senado para su discusión y votación.
A pesar de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió el 15 de noviembre que el empleo permanente de las fuerzas armadas en tareas de seguridad pública es inconstitucional, varios legisladores mexicanos respondieron, presentando una iniciativa para cambiar la Constitución y eximir a los miembros de la propuesta “Guardia Nacional” de la norma constitucional bajo el Artículo 129 que prohíbe el uso de las fuerzas armadas en tareas de seguridad pública, excepto en tiempos de guerra.
Además, la propuesta de Reforma Constitucional carece de suficientes mecanismos de supervisión de las acciones de las fuerzas armadas, pasa por alto la urgente necesidad de fortalecer las instituciones civiles de policía, y en su lugar propone que la Policía Federal sea parte de la Guardia Nacional, integrada por fuerzas militares. En un documento separado, el Poder Ejecutivo ha esbozado planes para asegurar que la Guardia Nacional esté bajo el control de la Secretaría de la Defensa Nacional y reciba entrenamiento militar.

 

Finalmente, la reforma constitucional ampliaría los poderes de la Guardia Nacional para realizar funciones policiales y abriría la posibilidad para que ésta ejecute órdenes judiciales y otras tareas que hasta ahora estaban expresamente reservadas a las instituciones policiales civiles.

 

Escriban inmediatamente, en español, en inglés o en su propio idioma, a los y las legisladores mexicanos:

 

- Instándoles a rechazar la Reforma Constitucional que modificaría trece artículos de la Constitución para crear la Guardia Nacional.


Publicado el

Acciones Relacionadas