Para Primera Ministra Katrín Jakobsdóttir

Petición: Protejan los derechos de las personas con variaciones de las características sexuales en Islandia

Petición: Protejan los derechos de las personas con variaciones de las características sexuales en Islandia INFORMACIÓN GENERAL Y LLAMAMIENTO A LA ACCIÓN

Se calcula que, cada año, tienen variaciones de las características sexuales el 1,7% de los niños y niñas que nacen en el mundo, la misma proporción que el de personas que nacen pelirrojas. Esto significa sencillamente que las características biológicas y genéticas de estos niños y niñas no encajan del todo en las normas típicas “masculinas” o “femeninas”. Algunas de las personas que presentan estas variaciones se consideran intersexuales, mientras que otras no.

A pesar de la buena fama mundial de Islandia respecto de la igualdad de género— desde 2009, ocupa todos los años el primer lugar del índice de disparidad entre los géneros del Foro Económico Mundial— persisten los estereotipos y la discriminación. Como consecuencia, las personas cuyas características sexuales son percibidas como no ajustadas a las normas de lo “masculino” o lo “femenino” pueden ser objeto de discriminación y de intentos de “normalizar” su cuerpo mediante tratamientos quirúrgicos u hormonales.

La ausencia de unos protocolos claros y basados en los derechos humanos, unida a la ausencia de atención multidisciplinar y a la falta de apoyo social para las personas con variaciones de las características sexuales y sus familias en su relación con el sistema de salud de Islandia, menoscaba su capacidad para acceder al más alto nivel posible de salud física y mental.

Pero a pesar del trauma, el estigma y la resistencia que sufren en el camino, las personas activistas intersexuales contraatacan no solo por ellas mismas, sino por las generaciones venideras. “No quiero que la gente tenga que esconderse o avergonzarse”, dice Kitty, fundadora y presidenta de Intersex Iceland, “quiero que se comprenda y se acepte que la diversidad existe y es buena”.

Si unimos nuestras fuerzas, podemos conseguirlo. Próximamente se presentará en el Parlamento islandés un proyecto de ley que podría acabar por fin con los requisitos obsoletos para el reconocimiento legal de la identidad de género y permitir procedimientos basados en la autodeterminación de las personas transgénero. Sin embargo, a pesar de los compromisos asumidos por el propio gobierno, este proyecto de ley dejaría pasar la oportunidad de proteger a las personas intersexuales menores de edad frente a las intervenciones médicas dañinas.

Tenemos que decirle al gobierno y al Parlamento de Islandia que es hora de defender a las personas intersexuales. ¡Actúa con nosotros y nosotras y firma hoy nuestra petición!

CARTA PETICIÓN A DESTINATARIOS/AS

Señora Primera Ministra, señoras y señores miembros del Parlamento:

Los derechos humanos de todas las personas con variaciones de las características sexuales están protegidos por el derecho internacional. Islandia ha ratificado varios tratados de derechos humanos que protegen a las personas con variaciones de las características sexuales frente a la discriminación y exigen al gobierno de Islandia que respete, proteja y haga cumplir su derecho al más alto nivel posible de salud.

Sin embargo, en Islandia, las personas cuyas características sexuales son percibidas como no ajustadas a las normas de lo “masculino” o lo “femenino” pueden ser objeto de discriminación y de intentos de “normalizar” su cuerpo mediante tratamientos quirúrgicos u hormonales. La ausencia de unos protocolos claros y basados en los derechos humanos, unida a la ausencia de atención multidisciplinar y a la falta de apoyo social para las personas con variaciones de las características sexuales y sus familias en su relación con el sistema de salud de Islandia, menoscaba su capacidad para acceder al más alto nivel posible de salud física y mental.

Por otra parte, Islandia sigue patologizando las identidades trans al mantener unos requisitos obsoletos y degradantes para que las personas transgénero accedan al reconocimiento legal de la identidad de género, que incluyen someterse a un diagnóstico de salud mental. Las investigaciones realizadas por Amnistía ya han demostrado que esto constituye una violación de sus derechos humanos, incluidos los relativos al nivel más alto posible salud y a no sufrir un trato cruel, inhumano o degradante. (1)

Hacen falta medidas urgentes para garantizar que se protege a las personas menores de edad con variaciones de las características sexuales de intervenciones médicas nocivas y que las personas transgénero pueden acceder al reconocimiento legal pleno de la identidad de género basado en la autodeterminación.

En consecuencia, les insto a que:

- protejan y promuevan la igualdad de trato de las personas con variaciones de las características sexuales en la ley y en la práctica;

- ajusten leyes, políticas y prácticas para que cumplan lo dispuesto en el párrafo 7.1.1 de la resolución 2191 de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa de “prohibir cirugía médicamente innecesaria para ‘normalizar’ el sexo, la esterilización y otros tratamientos practicados en niños y niñas intersexuales sin su consentimiento informado”, de un modo que no conlleve sanciones penales;

- garanticen que la asignación legal de sexo o el reconocimiento legal de la identidad de género de cualquier persona a cualquier edad no se basa enintervenciones médicas;

- permitan que las personas cambien su nombre y su género legales, incluidas las menciones relativas al sexo en los documentos oficiales emitidos por el Estado, mediante un procedimiento rápido, accesible y transparente y de acuerdo con el sentido de la identidad de género de la persona.

---

(1) Véase Amnistía Internacional, El Estado decide quién soy: falta de reconocimiento legal de la identidad de género de las personas transgénero en Europa (Índice: EUR 01/001/2014), disponible en: https://www.amnesty.org/es/documents/EUR01/001/2014/es/.


Publicado el

Acciones Relacionadas