Para Fiscal General

Chechenia: dos personas de la misma familia desaparecidas

Chechenia: dos personas de la misma familia desaparecidas   

El 4 de febrero, la policía de Rusia central secuestró a Salekh Magamadov, de 20 años, y a Ismail Isaev, de 17, y los trasladó a Chechenia. En 2020, tras haber sido detenidos de forma arbitraria y —según informes— torturados por el ejercicio de su derecho a la libertad de expresión, habían huido de Chechenia, por temor a nuevas represalias, relacionadas, entre otros factores, con su orientación sexual e identidad de género, reales o supuestas. Se ignora su paradero actual. Son víctimas de desaparición forzada y tanto su integridad física y mental como sus propias vidas corren peligro.

Salekh Magamadov, de 20 años, e Ismail Isaev, de 17, han sido perseguidos durante mucho tiempo por las autoridades chechenas. Según noticias de los medios de comunicación, en 2019, cuando contaba 16 años, Ismail Isaev sufrió actos de violencia y persecución por su orientación sexual e identidad de género, reales o supuestas. Así, fue capturado y golpeado por la policía, que lo mantuvo recluido en un lugar secreto, hasta dejarlo en libertad a los siete días, previo pago de un rescate. El 30 de marzo de 2020, Ismail Isaev y Salekh Magamadov fueron arbitrariamente detenidos por la policía chechena, y recluidos en la sede del regimiento de la policía de patrullas. Allí —según sus propias palabras— fueron torturados y sometidos a otros malos tratos, en represalia por haber actuado como moderadores del canal juvenil de Telegram “Osal Nakh 95”, que contenía mensajes críticos con las autoridades y las tradiciones chechenas. Quedaron en libertad en mayo, no sin que antes se publicara en Internet un vídeo en el que eran obligados a “pedir perdón”. Huyeron de Chechenia en julio de 2020, por temor a nuevas represalias relacionadas, entre otros factores, con su orientación sexual e identidad de género, reales o supuestas. La Red LGBT rusa los ayudó a trasladarse a Nizhni Novgorod, en Rusia central, dada la preocupación que seguía suscitando su seguridad.

El 4 de febrero, la Red LGBT comunicó que la policía los había detenido en el piso de Nizhni Novgorod en el que residían. Uno de ellos consiguió hacer una llamada rápida a la Red LGBT mientras estaban registrando el piso, y la Red les envió de inmediato un abogado. A su llegada, el abogado encontró el piso vacío, con señales de haber sido registrado violentamente. Finalmente, consiguió que la policía local confirmara que Salekh Magamadov e Ismail Isaev habían sido aprehendidos por agentes de policía, y que los habían trasladado en coche a Gudermes (Chechenia). No le comunicaron ningún otro detalle del caso.

A su llegada a Gudermes, la tarde del 6 de febrero, Salekh Magamadov e Ismail Isaev fueron interrogados en la comisaría de policía. No se permitió a su abogado acceder a ellos, ni se le facilitó información sobre el caso. Quedaron en libertad en torno a las ocho de la tarde, pero volvieron a ser detenidos, sin ninguna explicación, en cuanto que salieron del recinto policial, y fueron trasladados en coche hasta la localidad de Sernovodskoe, a unos 90 kilómetros, también en Chechenia. Su padre y su abogado los siguieron. En Sernovodskoe, se impidió de nuevo al abogado ver a sus clientes, y ni siquiera le permitieron entrar en la comisaría de policía. Según el abogado, alrededor de las once de la noche, una alta autoridad chechena llegó a la comisaria y, junto con los agentes de policía, obligó al padre a desistir de verlos, pese a ser el tutor legal de Ismail Isaev, menor de edad, y a dejar de intentar que el abogado los representara. Tras estos hechos, la Red LGBT envió a otro abogado a Chechenia.

Al día siguiente (7 de febrero), cuando el nuevo abogado llegó, no le permitieron ver a sus clientes y se negaron a admitir una denuncia formal suya. Un mando policial le comunicó que Salekh Magamadov e Ismail Isaev estaban siendo investigados por el Comité de Investigación de la República Chechena, pero no le reveló los motivos de su detención ni le facilitó el material del caso. Desde entonces, ni su abogado ni su padre conocen su paradero. El 8 de febrero, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos instó a las autoridades rusas a tomar urgentemente medidas para garantizar que Salekh Magamadov e Ismail Isaev tengan acceso de inmediato, y sin obstáculos, a asistencia letrada de su elección y a su familia, y que sean examinados sin demora por un profesional médico independiente.

A lo largo de los años, los defensores y defensoras de los derechos humanos han documentos violaciones generalizadas de los derechos humanos en Chechenia, incluidas detenciones arbitrarias masivas, torturas y otros malos tratos y ejecuciones extrajudiciales. Quienes critican a las autoridades chechenas, en las redes sociales o por otros medios, se enfrentan a duras represalias. En septiembre de 2020, Salman Tepsurkaev, de 19 años y moderador del conocido canal de Telegram “1ADAT”, fue secuestrado en la meridional región rusa de Krasnodar —presuntamente por agentes chechenos encargados de hacer cumplir la ley—, y trasladado a un lugar no revelado de Chechenia. Desde entonces, se desconocen su suerte y su paradero, a pesar de que, en teoría, a finales de noviembre de 2020, se abrió una investigación sobre su desaparición forzada.


Publicado el

Acciones Relacionadas

¿Cómo quieres que se usen las cookies en este sitio? Hemos descargado cookies en tu equipo para facilitarte el uso de este sitio web. Puedes utilizar esta herramienta para cambiar la configuración de las cookies. Si no la cambias, entenderemos que accedes a continuar.
ACEPTO
NO USAR COOKIES