Para las autoridades

Llegó la hora de tomarse la crisis de refugiados como algo personal

Llegó la hora de tomarse la crisis de refugiados como algo personal La solución a la crisis de refugiados empieza con una afirmación clara: Doy la bienvenida a las personas refugiadas.

En vez de abordar una de las emergencias humanitarias más graves de nuestra época, nuestros gobiernos miran para otro lado y le dan la espalda al problema. En vez de encontrar soluciones, dejan que el miedo y el racismo contaminen el debate público.

Nadie que esté buscando un lugar seguro debe correr peligro de perder su vida al intentarlo. Las personas refugiadas huyen de las bombas y la persecución creyendo que otros países respetarán sus derechos humanos y les ofrecerán protección. No podemos demostrarles lo contrario.

Es hora de decirles: “Te doy la bienvenida”

Nuestra respuesta a esta crisis va a determinar el tipo de mundo en el que vivimos y en el que vivirán las generaciones futuras. Ha llegado el momento de defender lo que nos une como seres humanos e impedir que el miedo y los prejuicios nos ganen la batalla.

Haz oír tu voz: firma nuestro compromiso y, después, cuéntaselo a tus amistades y a tu familia. Juntos, enviaremos un mensaje firme y claro a quienes gobiernan el mundo: Las personas refugiadas necesitan soluciones globales como el reasentamiento y otras fórmulas legales para llegar a un lugar seguro.


Publicado el

Acciones Relacionadas

¿Cómo quieres que se usen las cookies en este sitio? Hemos descargado cookies en tu equipo para facilitarte el uso de este sitio web. Puedes utilizar esta herramienta para cambiar la configuración de las cookies. Si no la cambias, entenderemos que accedes a continuar.
ACEPTO
NO USAR COOKIES