En Hungría se está atacando a la sociedad civil


El gobierno húngaro intenta asfixiar a las organizaciones críticas que todavía se atreven a denunciar las violaciones de derechos humanos.


El gobierno húngaro presentó un conjunto de proyectos de ley que si fueran aprobados tendrían un efecto devastador y paralizador en la sociedad civil.

El paquete legislativo propuesto se enmarca en un panorama más amplio de represión contra los derechos humanos y las organizaciones de la sociedad civil en Hungría, que llevan años siendo blanco de ataques. Se busca castigar el trabajo legítimo de los grupos de la sociedad civil que defienden los derechos humanos, facilitan servicios jurídicos y sociales y ofrecen apoyo a personas que buscan protección internacional.

El objetivo del gobierno es simple y claro: silenciar a las ONG independientes y abiertamente críticas, entre las que figuran organizaciones como Amnistía Internacional Hungría, la Unión Húngara por las Libertades Civiles y el Comité Húngaro de Helsinki, entre otras.


"Las leyes propuestas amenazan la propia existencia de organizaciones que realizan una labor fundamental en Hungría", dijo Julia Ivan, directora de Amnistía Internacional Hungría.


Activists form a heart in solidarity with NGOs during a protest in Budapest, April 2017


Esta legislación crea un ambiente de temor y desconfianza


Si se aprueba la nueva legislación, el gobierno podría controlar y restringir las actividades de las organizaciones independientes de derechos humanos en Hungría.

El paquete legislativo presentado en el Parlamento el 13 de febrero, conocido como “Stop Soros”, exigiría a las ONG que el gobierno hubiera señalado por considerar que “apoyan la migración” obtener una autorización de seguridad nacional y un permiso gubernamental para realizar actividades como campañas, “influir en los tribunales”, preparar material informativo, organizar redes y reclutar a personas voluntarias con el objetivo de patrocinar, organizar o apoyar por otros medios la entrada y estancia de personas que buscan protección internacional. Asimismo, exigiría a las organizaciones el pago de un impuesto del 25% sobre toda subvención extranjera destinada a “apoyar la migración”.

El incumplimiento de estos requerimientos absurdos podría conllevar multas exorbitantes y dar lugar a la quiebra y la disolución de las ONG afectadas.

El gobierno ha presentado estos proyectos de ley en el contexto de una campaña más amplia contra la inmigración. En realidad, las propuestas no tienen nada que ver con la protección de la seguridad nacional o de las fronteras, sino que son un intento claro de reprimir a quienes trabajan para ayudar a las personas necesitadas y de silenciar a quienes se atreven a alzar la voz.

AI Hungary activists at a protest against the draft law in Budapest, April 2017 Amnesty International Hungary have been taking a leading role in the ad-hoc civil society coalition that came together to protest the recently proposed Bill T/14967 on the Transparency of Organizations Financed from Abroad seeking to label and discredit NGOs as foreign funded and implying that they act as gents of foreign interests. If passed, the law would force NGOs receiving more than 24k EUR per year from abroad to re-register as “civic organization funded from abroad” and to put this stigmatizing label on every publication (see https://www.amnesty.org/en/latest/news/2017/04/hungary-plan-to-brand-ngos-has-sombre-echoes-of-russias-foreign-agents-law/).

 

 

¿Qué pasaría si se adopta el paquete legislativo?


El texto establece que las autoridades pueden “señalar” a ONG que consideren que “apoyan la migración”. La redacción es vaga y está abierta a interpretación, por lo que las autoridades podrían identificar a una gran variedad de organizaciones y posiblemente cerrarlas.

  1. Según los proyectos de ley, las ONG señaladas necesitarían permiso del ministro del Interior para continuar con sus funciones básicas, como actividades de campaña, trabajo de incidencia, preparación de material informativo, organización de redes y reclutamiento de personas voluntarias.

  2. El ministro del Interior solicitaría a continuación de los servicios de seguridad nacional su visto bueno, trámite que podría durar hasta nueve meses.

  3. También se exigiría a las organizaciones el pago de un impuesto del 25% sobre toda subvención extranjera destinada a “apoyar la migración”. Negarse o no poder pagar dicho impuesto podría conllevar multas más altas, la pérdida del número de identificación fiscal, la quiebra y la disolución de la organización.


Hay que impedir estas leyes


Amnistía Internacional urge a los legisladores húngaros a retirar o rechazar los proyectos de ley por infringir claramente las obligaciones contraídas por Hungría en virtud del derecho regional e internacional de los derechos humanos. Los líderes de la UE también deben tomar medidas concretas para detener este ataque contra la sociedad civil en Hungría.


"Nos opondremos a esta ley discriminatoria y perjudicial a todos los niveles, desde las calles hasta los tribunales, en Hungría y más allá", dijo Gauri van Gulik, directora para Europa de Amnistía Internacional.


Solidarizáte con la sociedad civil húngara


Las acciones del gobierno húngaro son preocupantes e injustificadas. Las autoridades han cruzado líneas rojas repetidamente, pero no es algo que haya pasado desapercibido.

Los defensores y defensoras de los derechos y las libertades en Hungría no están solos y atacarlos significa atacar todas las personas que se atreven a alzar la voz y proteger a los demás.

Más de 250 organizaciones y plataformas en todo el mundo han firmado una carta de solidaridad en la que expresan su honda preocupación por los proyectos de ley presentados en Hungría y muestran su apoyo a las ONG que realizan una labor fundamental y cuya existencia está en peligro. Con una sola voz, las organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo instan a las autoridades a poner fin a la represión contra los defensores y defensoras de los derechos humanos.

Pedimos a las organizaciones y grupos que apoyen a los defensores y defensoras de los derechos humanos en Hungría. Para prestar tu apoyo completá este formulario.

Publicado el

COLABORÁ

Me gustaría ayudar y donar hoy

Gracias al aporte de personas como vos, Amnistía Internacional trabaja con absoluta independencia. Tu aporte nos permite continuar exigiendo el respeto de los derechos humanos en todo el mundo.

Noticias Relacionadas