Irán: El campeón de lucha libre Navid Afkari podría ser ejecutado de forma secreta en cualquier momento


_114224248_ayaecbnbiyogwio-800x450-nopad

 

Las autoridades iraníes deben revelar inmediatamente la suerte y el paradero de Navid Afkari, campeón de lucha libre que corre el riesgo inminente de ser ejecutado en secreto, ha declarado hoy Amnistía Internacional, al tiempo que ha pedido a la comunidad internacional, incluidos los órganos de derechos humanos de la ONU y los Estados miembros de la UE, que intervengan urgentemente.

Según informaciones recientes obtenidas por la organización, Navid Afkari hizo una breve llamada telefónica a su familia el 6 de septiembre y pudo decir que estaba recluido en un ala de la prisión de Adelabad, en la ciudad de Shiraz, que cuenta con alta seguridad y duras condiciones, antes de que se cortara la llamada.

Su familia no ha sabido nada de él desde entonces, y las autoridades se han negado a facilitar información sobre él o sus dos hermanos, Vahid Afkari y Habib Afkari, que también están presos en la prisión de Adelabad.

En las últimas semanas, la solicitud de Navid Afkari de una revisión judicial de su sentencia de muerte fue rechazada de manera sumaria por el Tribunal Supremo. Dado el historial de las autoridades iraníes de llevar a cabo ejecuciones en secreto después de trasladar a personas fuera de sus lugares habituales de detención y de negarse a proporcionar a sus familias información sobre su suerte y paradero, Amnistía Internacional teme que corra el riesgo de ser ejecutado en secreto.

"Amnistía Internacional pide a la comunidad internacional, incluidos los órganos de derechos humanos de la ONU y los Estados miembros de la UE, que intervenga urgentemente y exija a las autoridades iraníes que revelen de inmediato la suerte y el paradero de estos tres hermanos y que salven a Navid Afkari de la ejecución", ha declarado Diana Eltahawy, directora regional adjunta de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África.

"Estos hermanos son las últimas víctimas del profundamente defectuoso sistema de justicia penal de Irán, y su caso es una prueba más de que los tribunales iraníes se basan sistemáticamente en 'confesiones' obtenidas bajo tortura y otros malos tratos para conseguir condenas penales, en contravención del derecho internacional".

El 3 de septiembre de 2020, Navid Afkari fue trasladado del pabellón general por las autoridades penitenciarias a un lugar no revelado. El traslado se produjo después de que una grabación de voz de Navid Afkari pidiendo ayuda a la comunidad internacional se difundiera en los medios sociales, provocando una protesta mundial.

Sus dos hermanos, Vahid Afkari y Habib Afkari, también fueron trasladados de forma violenta por las autoridades de la prisión desde la sala general a un lugar no revelado dos días después.

Condenados a muerte

Navid Afkari fue arrestado el 17 de septiembre de 2018. Ha sido condenado a dos penas de muerte, una por qesas (retribución en especie) por un tribunal penal y otra por moharebeh (enemistad contra Dios) por un Tribunal Revolucionario, ambas en relación con el asesinato de un agente de inteligencia que tuvo lugar el 2 de agosto de 2018 en Shiraz.

Sus hermanos Vahid Afkari y Habib Afkari fueron condenados a 56 años y seis meses de prisión, y a 24 años y tres meses de prisión respectivamente, y a 74 latigazos cada uno, en relación con el mismo asesinato y los delitos de "seguridad nacional" relacionados con las protestas nacionales que tuvieron lugar en agosto de 2018 y diciembre de 2017/enero de 2018.

Los hermanos se enfrentaron a múltiples procedimientos penales, todos ellos muy injustos y basados en "confesiones" forzadas que, según los hermanos, se obtuvieron bajo tortura. Ninguno de los jueces que presidían sus casos ordenó que se investigaran sus denuncias de tortura. Los tres hermanos han mantenido su inocencia.

El 5 de septiembre de 2020, la "confesión" forzada de Navid Afkari fue emitida en la televisión estatal por la Corporación de Radiodifusión de la República Islámica del Irán en un vídeo de propaganda que trataba de justificar su sentencia de muerte y desviar la atención de sus graves denuncias de tortura y otros malos tratos.

Las autoridades iraníes tienen un largo historial de colaboración con la televisión estatal para producir y difundir declaraciones coaccionadas obtenidas de víctimas de violaciones de los derechos humanos sometidas a tortura y otros malos tratos, e incluirlas en vídeos de propaganda que distorsionan la realidad de las violaciones de los derechos humanos perpetradas por las autoridades o tratan de justificarlas.

Amnistía Internacional se opone a la pena de muerte en todos los casos sin excepción, independientemente de la naturaleza del delito, las características del delincuente o el método utilizado por el Estado para ejecutar al prisionero. La pena de muerte es una violación del derecho a la vida, tal como se proclama en la Declaración Universal de Derechos Humanos; es el castigo cruel, inhumano y degradante por excelencia.

Publicado el

COLABORÁ

Me gustaría ayudar y donar hoy

Gracias al aporte de personas como vos, Amnistía Internacional trabaja con absoluta independencia. Tu aporte nos permite continuar exigiendo el respeto de los derechos humanos en todo el mundo.

Noticias Relacionadas

¿Cómo quieres que se usen las cookies en este sitio? Hemos descargado cookies en tu equipo para facilitarte el uso de este sitio web. Puedes utilizar esta herramienta para cambiar la configuración de las cookies. Si no la cambias, entenderemos que accedes a continuar.
ACEPTO
NO USAR COOKIES