México: A un año del asesinato de Julián Carrillo, Amnistía Internacional pide justicia y protección a las personas defensoras del medio ambiente


A un año del asesinato del líder indígena rarámuri Julián Carrillo, las autoridades mexicanas deben realizar una investigación exhaustiva que permita determinar quiénes son los responsables en su caso y en todos los ataques contra personas defensoras de la tierra, el territorio y el medio ambiente en México, dijo Amnistía Internacional hoy.

“Las valientes personas defensoras de la tierra, el territorio y el medio ambiente enfrentan un peligro constante en México. El presidente Andrés Manuel López Obrador debe reconocer públicamente su invaluable contribución a la protección de los recursos naturales y su gobierno debe tomar acción contundente para garantizar que puedan trabajar de manera segura”, dijo Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

Julián Carillo was a leader of the Rarámuri indigenous people in Chihuahua and lived in the community of Coloradas de la Virgen. His community has lost its land titles and live forgotten by all in the inaccessible and isolated mountain range Tarahumara. They defend their ancestral territory and the environment against logging, mining and illegal crops. Julián had previously faced attacks for defending the forest. His house was burnt down, armed men threatened him. His brother in law, his son, two nephews and his son in law were all killed. Julián was killed by hitmen on 24 October 2018.

 

El número de personas asesinadas por su activismo ambiental en México aumentó o en los últimos años. En 2017, Global Witness registró un incremento de 3 a 15 muertes con respecto al año anterior en el país. En 2018, la misma organización señaló que 14 personas defensoras del medio ambiente fueron asesinadas. En los primeros nueve meses de 2019, Amnistía Internacional ha registrado el asesinato de al menos 12 personas que defendían la tierra, el territorio y el medio ambiente en México.

En un caso emblemático, el 24 de octubre de 2018, hombres armados asesinaron a Julián Carrillo en su comunidad de Coloradas de la Virgen en el estado norteño de Chihuahua. Carrillo había sido previamente víctima de amenazas y hostigamiento en relación con su defensa del territorio ancestral en la Sierra Tarahumara y al menos cinco otros miembros de su familia habían sido asesinados en los últimos años.

Después de un año, las autoridades mexicanas aún no juzgaron a los culpables del asesinato de Carrillo. Hasta ahora, dos personas han sido detenidas y están siendo investigadas, pero no se han deslindado aún responsabilidades.

Las autoridades deben llevar a cabo investigaciones exhaustivas, independientes e imparciales sobre los asesinatos de Carrillo, los demás miembros de su familia y todas las personas defensoras de la tierra, el territorio y el medio ambiente en México. El gobierno del presidente López Obrador debe desarrollar, sin demora, una política pública de prevención y protección que atienda las causas estructurales de la violencia. Dicha perspectiva debe contemplar, entre otros, un enfoque colectivo, tanto en el análisis de riesgo como en las medidas que se implementen.

“El asesinato de Julián Carrillo ocurrió pese a que éste era beneficiario del Mecanismo de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, implementado por el gobierno mexicano. Esta situación es sumamente grave y hace urgente una revisión exhaustiva de dicho mecanismo para que realmente prevenga y proteja a las personas defensoras de la tierra, el territorio y el medio ambiente en México”, declaró Tania Reneaum Panszi, Directora Ejecutiva de Amnistía Internacional México.

“La lucha por los derechos sobre la tierra y contra la explotación indiscriminada de los recursos naturales, que llevan a cabo las personas defensoras de tierra y territorio, merece toda nuestra solidaridad y apoyo, dada la obligación fundamental que tenemos de dejar un medio ambiente sano a las siguientes generaciones”.

Si desean más información o concertar una entrevista, pónganse en contacto con:

Duncan Tucker (Amnistía Internacional Américas): +52 55 4848 8266, duncan.tucker@amnesty.org

Alejandro Juárez (Amnistía Internacional México): +52 55 3121 9146, prensa@amnistia.org.mx

Más información:

México: Entre Balas y Olvido: Ausencia de Protección a Personas Defensoras del Territorio en la Sierra Tarahumara https://www.amnesty.org/en/documents/amr41/9554/2019/es/

México: Asesinato de líder rarámuri demuestra falta de protección estatal para personas defensoras de derechos humanos (Noticias, 25 de octubre de 2018) https://www.amnesty.org/es/latest/news/2018/10/mexico-asesinato-de-lider-raramuri-demuestra-falta-de-proteccion-estatal/

Publicado el

COLABORÁ

Me gustaría ayudar y donar hoy

Gracias al aporte de personas como vos, Amnistía Internacional trabaja con absoluta independencia. Tu aporte nos permite continuar exigiendo el respeto de los derechos humanos en todo el mundo.

Noticias Relacionadas

¿Cómo quieres que se usen las cookies en este sitio? Hemos descargado cookies en tu equipo para facilitarte el uso de este sitio web. Puedes utilizar esta herramienta para cambiar la configuración de las cookies. Si no la cambias, entenderemos que accedes a continuar.
ACEPTO
NO USAR COOKIES