Pakistán: La población de Lahore, declarada “en situación de riesgo” debido a la contaminación del aire


En una medida sin precedentes, Amnistía Internacional ha declarado “personas en situación de riesgo” a los 10 millones de habitantes de Lahore y ha movilizado a sus simpatizantes en todo el mundo para hacer campaña en favor de toda la población debido a la peligrosa niebla tóxica que envuelve la segunda ciudad más grande de Pakistán.

d2a740df7a82cda531d1cf7872f338981eaa2572

 

Por primera vez, la organización de derechos humanos emitió una Acción Urgente para exponer sus motivos de preocupación sobre los riesgos que comporta la mala calidad del aire para la salud de los residentes de Lahore. Este mes, la calidad del aire ha sido catalogada como “nociva” cada dos días por los controles de calidad del aire instalados por el consulado de Estados Unidos en Lahore y por la Iniciativa Calidad del Aire de Pakistán.

El gobierno cerró los centros escolares al menos tres días de noviembre debido a la niebla tóxica.

La Acción Urgente es una herramienta de campaña que Amnistía Internacional lleva décadas utilizando para movilizar apoyo internacional a víctimas de violaciones de derechos humanos, defensores y defensoras de los derechos humanos en situaciones de peligro y personas presas de conciencia. Se han emitido Acciones Urgentes en favor de Nelson Mandela, Benazir Bhutto, Vaclav Havel y el preso de Guantánamo Omar Deghayes, entre otras personas.

Lahore es una de las ciudades más contaminadas del mundo y la más afectada de Pakistán. El aire contaminado es una crisis de derechos humanos que pone en riesgo la salud de toda la población”, ha dicho Rimmel Mohydin, responsable de campañas de Amnistía Internacional para Asia Meridional.

“La situación es tan alarmante que estamos pidiendo a nuestra membresía en todo el mundo que escriban a las autoridades paquistaníes para pedirles que dejen de quitar importancia a la crisis y adopten medidas urgentes para proteger la vida y la salud de la población.”

 

Ni un solo día de aire salubre este año


Lahore no ha tenido un solo día de aire salubre este año, según la Iniciativa Calidad del Aire de Pakistán, iniciativa popular que recopila datos sobre la calidad del aire mediante colaboración masiva.

En noviembre se ha deteriorado hasta alcanzar niveles “nocivos”. El aire se vuelve insalubre cuando el índice de calidad del aire llega a 100. De 300 en adelante, el aire se considera “nocivo”.

El índice de calidad del aire en Lahore llegó a 598 las 12 del mediodía del 21 de noviembre. Desde principios de mes, al menos ocho días se han alcanzado niveles peligrosos. Cuando eso pasa, los sistemas de medición de calidad del aire aconsejan a la población que evite toda actividad física al aire libre.

Informes publicados demuestran que la exposición prolongada o intensa al aire contaminado puede causar problemas de salud graves —como asma, daño pulmonar, infecciones bronquiales y problemas cardiacos— y reducir la esperanza de vida, por lo que pone en peligro los derechos a la vida y la salud de la población.

Lo que se conoce como “temporada de niebla tóxica” tiene lugar de octubre a febrero, y es cuando la mala calidad de los combustibles, las emisiones incontroladas y la quema de cosechas empeoran la calidad ya insalubre del aire en Punyab.

Según un informe publicado en 2015 en la revista médica británica The Lancet, más de 310.000 personas mueren cada año en Pakistán por culpa de la mala calidad del aire.

 

Adolescentes demandan a autoridades por violar el derecho a la vida y el derecho a la salud


El 4 de noviembre, tres adolescentes —Laiba Siddiqi, Leila Alam y Mishael Hayat— demandaron al gobierno de Punyab por “violación de su derecho fundamental a un medio ambiente limpio y saludable”.

En su demanda, los estudiantes argumentaron que el gobierno había quitado importancia a la magnitud de la crisis porque sus criterios de medición difieren de los empleados en otros países y aceptados internacionalmente. Un índice de calidad del aire de 185 en la estación del Departamento de Meteorología en Lahore, añade la demanda, se clasifica como “satisfactorio” en el sitio web del Departamento de Protección del Medio Ambiente (EPD), pero se considera “moderadamente contaminado” en China y en India, e “insalubre” en Corea del Sur, Estados Unidos y Singapur.

“Actualmente, la gente no es consciente del grave peligro que corre debido al aire que respiran. Si los conocimientos están disponibles, si las consecuencias son nefastas, si cada vez hay más pruebas de los daños que causa, entonces el gobierno no debe perder el tiempo. Un buen punto de partida sería reconocer los riesgos que conlleva la mala calidad del aire y poner en marcha un protocolo de protección frente a la contaminación como recomienda la Comisión de Niebla Tóxica, nombrada por los tribunales”, ha dicho Rimmel Mohydin.

 

Información complementaria


La salud es un derecho humano fundamental, indispensable para el ejercicio de otros derechos humanos, y está reconocido en numerosos tratados internacionales que Pakistán ha ratificado, entre ellos el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (artículo 12.1), la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer de 1979 (artículos 11.1.f y 12) y la Convención de los Derechos del Niño de 1989 (artículo 24).

No respetar, proteger y realizar debidamente el derecho a la salud sería equivalente a una violación de derechos humanos.

El relator especial de la ONU sobre los derechos humanos y el medio ambiente describió en su informe de marzo de 2019 los elementos del “derecho a respirar aire puro”, que incluían vigilar la calidad del aire y los efectos en la salud humana y hacer públicos los datos sobre la calidad del aire.

Ciudades de todo el sur asiático informan constantemente de niveles de calidad del aire “insalubres” o “nocivos”. Delhi lleva tiempo envuelta en una niebla tóxica que supera el nivel 999 de contaminación, el máximo que pueden registrar los controles de calidad del aire. Karachi, Peshawar y otras ciudades de Punyab, en Pakistán, también dan señales de un empeoramiento de la calidad del aire.

Las personas de rentas bajas —como el personal obrero— y las que trabajan en la construcción y en tierras de cultivo, así como los grupos marginados, son especialmente vulnerables porque la naturaleza de su trabajo las obliga a estar expuestas al aire contaminado todo el día. El hecho de que la atención a la salud no sea asequible para toda la población hace que sólo quienes pueden permitírselo tengan acceso a ella y a otras medidas preventivas para mitigar los efectos de respirar aire contaminado.

Publicado el

COLABORÁ

Me gustaría ayudar y donar hoy

Gracias al aporte de personas como vos, Amnistía Internacional trabaja con absoluta independencia. Tu aporte nos permite continuar exigiendo el respeto de los derechos humanos en todo el mundo.

Noticias Relacionadas

¿Cómo quieres que se usen las cookies en este sitio? Hemos descargado cookies en tu equipo para facilitarte el uso de este sitio web. Puedes utilizar esta herramienta para cambiar la configuración de las cookies. Si no la cambias, entenderemos que accedes a continuar.
ACEPTO
NO USAR COOKIES