Reino Unido: La petición de libertad con fianza de Assange pone de manifiesto el riesgo de COVID-19 que corren muchas personas detenidas y presas vulnerables


Ante la solicitud que presentarán mañana los abogados de Julian Assange para que sea puesto en libertad con fianza dado que corre peligro inminente como consecuencia de la propagación del COVID-19 entre la población reclusa, Massimo Moratti, director adjunto de Investigación de Amnistía Internacional para Europa, ha manifestado:

HAY-ON-WYE, UNITED KINGDOM - JUNE 04: Julian Assange , editor in chief of WikiLeaks attends the Hay Festival on June 4, 2011 in Hay-on-Wye, Wales. (Photo by David Levenson/Getty Images)

Ante la crisis de COVID-19, las autoridades británicas deben plantearse con urgencia la necesidad de poner en libertad a algunas personas que se encuentran en la actualidad detenidas o presas, especialmente a las que más peligro corran como consecuencia del virus. La solicitud de Julian Assange como persona vulnerable al COVID-19 debe examinarse rigurosamente.

En el caso de las personas con patologías previas o de edad avanzada, se deben considerar de inmediato alternativas a la detención si no suponen ninguna amenaza para sí mismas ni para la sociedad, y se tiene también que considerar la puesta en libertad como primera opción en el caso de las que estén acusadas de algún delito y se encuentren a la espera de juicio.

“El gobierno debe también considerar la posibilidad de reformar las directrices sobre la imposición de condenas para recomendar medidas no privativas de libertad en el caso de las personas declaradas culpables de delitos menores.

“La disminución de la población reclusa en la cárceles y centros de detención es una medida esencial para reducir la propagación del COVID-19 y mantener a las personas a salvo. Si se demuestra que Julian Assange padece una enfermedad previa que lo pone en situación de riesgo, debe ser puesto de inmediato en libertad con fianza, al igual que toda persona detenida o presa que se corra el mismo riesgo si no supone ningún peligro para la sociedad.

"En el caso de las personas que continúen detenidas o presas, Reino Unido debe proporcionar un nivel de atención de la salud que atienda las necesidades individuales de cada una de ellas y garantice la máxima protección posible contra la propagación del COVID-19.”

Si desean más información o concertar entrevistas, pónganse en contacto con stefan.simanowitz@amnesty.org / +447936766445 o +44 2030365599

Información complementaria

La prestación general de atención de la salud a las personas presas es responsabilidad del Estado. Las personas privadas de libertad deben disfrutar plenamente del nivel de atención de la salud disponible en la comunidad, incluso en lo que respecta a las pruebas de COVID-19, su prevención y su tratamiento.

En las prisiones y centros de detención de Reino Unido, las condiciones son precarias. Es esencial que se establezcan protocolos de salud y seguridad para prevenir los daños a la vez que se garantiza la protección de los derechos de las personas detenidas y presas.

Publicado el

COLABORÁ

Me gustaría ayudar y donar hoy

Gracias al aporte de personas como vos, Amnistía Internacional trabaja con absoluta independencia. Tu aporte nos permite continuar exigiendo el respeto de los derechos humanos en todo el mundo.

Noticias Relacionadas

¿Cómo quieres que se usen las cookies en este sitio? Hemos descargado cookies en tu equipo para facilitarte el uso de este sitio web. Puedes utilizar esta herramienta para cambiar la configuración de las cookies. Si no la cambias, entenderemos que accedes a continuar.
ACEPTO
NO USAR COOKIES