Rusia: La libertad condicional de Titiev, una medida positiva, aunque no se ha hecho justicia


rusia lib expre

Ante la noticia de que el Tribunal Municipal de Shalí (Chechenia) concedió la libertad condicional al defensor de los derechos humanos Oyub Titiev tras casi un año y medio de reclusión, Marie Struthers, directora de Amnistía Internacional para Europa Oriental y Asia Central, manifestó:

“Llevamos pidiendo la liberación inmediata e incondicional de Oyub Titiev desde que fue detenido. El propósito real de su enjuiciamiento por cargos falsos era impedirle realizar su legítima labor como defensor de los derechos humanos.

A pesar de los indicios abrumadores de que los cargos en su contra eran falsos, las autoridades de Chechenia abusaron burdamente del sistema de justicia para condenar a un inocente. Hoy, el tribunal decidió al menos corregir parcialmente la injusticia manifiesta ordenando la libertad de Oyub en el plazo de 10 días.

Pero, para que prevalezca la justicia, Oyub Titiev debe ver anulado su fallo condenatorio y tener acceso a una reparación efectiva, incluida indemnización, por su encarcelamiento ilegítimo. Pedimos asimismo a las autoridades rusas que garanticen un entorno seguro y propicio para los defensores y defensoras de los derechos humanos en Chechenia y otras partes de Rusia.

Esta decisión se adoptó unos días después de que el destacado periodista de investigación ruso Ivan Golunov fuera detenido y acusado de suministrar drogas, entre denuncias de que le habían tendido una trampa, recluido en régimen de incomunicación y golpeado bajo custodia. Actualmente se encuentra bajo arresto domiciliario, y pedimos que se investiguen de inmediato sus acusaciones contra las autoridades.”

Información complementaria

El 9 de enero de 2018, Oyub Titiev, director de la oficina del Centro de Derechos Humanos Memorial en Chechenia, fue interceptado por la policía cuando iba en su automóvil, y estuvo varias horas recluido en régimen de incomunicación. Las autoridades chechenas afirmaron posteriormente que se habían “descubierto” drogas en su vehículo. Titiev negó las acusaciones e insistió en que las drogas fueron colocadas por la policía.

Fue condenado a cuatro años en una colonia penitenciaria por “posesión de drogas” (artículo 228.2 del Código Penal ruso) por el Tribunal Municipal de Shalí (Chechenia) el 18 de marzo de 2019. Con anterioridad al pronunciamiento de la sentencia pasó un año y dos meses en prisión preventiva.

Amnistía Internacional consideraba a Oyub Titiev preso de conciencia, encarcelado únicamente por su labor en defensa de las víctimas de abusos contra los derechos humanos en la República Chechena.

Publicado el

COLABORÁ

Me gustaría ayudar y donar hoy

Gracias al aporte de personas como vos, Amnistía Internacional trabaja con absoluta independencia. Tu aporte nos permite continuar exigiendo el respeto de los derechos humanos en todo el mundo.

Noticias Relacionadas