Rusia: La policía actúa contra manifestantes pacíficos identificados mediante el reconocimiento facial


53a958d0ff2538815a3289eb7cae8889205d570f

 

Ante la noticia de que la policía de Moscú detuvó a varias personas activistas y periodistas identificadas mediante reconocimiento facial como asistentes a la concentración pacífica de apoyo a Aleksei Navalny el 21 de abril, Natalia Zviagina, directora de la Oficina de Amnistía Internacional en Moscú, declaró:

“Este es un giro de los acontecimientos nuevo y sumamente inquietante. Nunca antes la policía había podido lanzar sus redes de forma tan amplia para identificar a personas que protestaban de forma pacífica y actuar contra ellas mediante el reconocimiento facial. La policía detuvo no sólo a quienes habían participado en las protestas, sino también a al menos tres periodistas que estaban simplemente informando sobre la concentración.

Antes, el principal riesgo que corrían las personas que protestaban era que la policía las golpeara y las detuviera arbitrariamente en una concentración. Pero ahora evitar esta suerte no significa estar a salvo: el Estado represivo sabe quién eres y puede ir a buscarte en cualquier momento. El riesgo de tratar de ejercer tu derecho a la libertad de reunión pacífica nunca fue tan alto en Rusia”.

“Reiteramos nuestra petición de que se prohíba el desarrollo y el uso de tecnologías de reconocimiento facial con fines de identificación. La persecución por las autoridades de las protestas pacíficas está llegando ya a un extremo totalmente inédito en Rusia.”

Información complementaria

En los últimos días, la policía de Moscú visitó el domicilio de decenas de activistas pacíficos que asistieron a la concentración de solidaridad con Aleksei Navalny el 21 de abril. Algunas de estas personas fueron detenidas inmediatamente; otras fueron citadas en una comisaría de policía para documentar su participación “ilegítima” en concentraciones pacíficas como trámite previo a una vista judicial sobre estas “infracciones”.

La mañana del 27 de abril, la policía acudió a los respectivos domicilios de Aleksei Korostelyov, reportero del canal de noticias independiente TV Dozhd; Oleg Ovcharenko, corresponsal de la emisora de radio Ekho Moskvy; y Aleksandr Rogoz, que trabaja para el diario Komsomolskaya Pravda.

Los tres fueron interrogados sobre su “participación” en la concentración de protesta, a pesar de que sus credenciales de periodista fueron confirmadas y de que sus respectivas entidades empleadoras declararon que estaban cubriendo la manifestación “por encargo editorial”. Las personas que participan en protestas “ilegales” pueden ser condenadas a un máximo de 30 días de cárcel o el pago de una cuantiosa multa, o bien ser enjuiciadas penalmente e ir a prisión, dependiendo de los cargos concretos y de sus antecedentes de “infracciones” similares.

 

Publicado el

COLABORÁ

Me gustaría ayudar y donar hoy

Gracias al aporte de personas como vos, Amnistía Internacional trabaja con absoluta independencia. Tu aporte nos permite continuar exigiendo el respeto de los derechos humanos en todo el mundo.

Noticias Relacionadas

¿Cómo quieres que se usen las cookies en este sitio? Hemos descargado cookies en tu equipo para facilitarte el uso de este sitio web. Puedes utilizar esta herramienta para cambiar la configuración de las cookies. Si no la cambias, entenderemos que accedes a continuar.
ACEPTO
NO USAR COOKIES