Se debe garantizar el aborto a la niña de 10 años embarazada en Paraguay


Amnistía Internacional manifiesta su preocupación al embajador paraguayo en Argentina


Buenos Aires, 8 de mayo de 2015.- Amnistía Internacional pidió una reunión al embajador de Paraguay en la Argentina para reclamar por el caso de la niña de 10 años que está embarazada como resultado de una violación, a la que el Estado paraguayo le está negando el acceso a un aborto. La organización de derechos humanos tiene previsto acercarle un petitorio que tiene el respaldo de más de 1.600 firmas recolectadas en solo 3 días, en Argentina, para pedir a las autoridades paraguayas que garanticen los derechos humanos y resguarden la vida de la niña.

Se siguen recolectando firmas a través de internet, en la dirección www.amnistia.org.ar/nenaenpeligro. Además, activistas de Amnistía Internacional juntarán firmas de adhesión en el Parque Centenario, mañana sábado 9 de mayo a partir de las 15hs.

Esta iniciativa se suma a la Acción Urgente que Amnistía Internacional lanzó a nivel global, para que todas las personas de todo el mundo reclamen al presidente y al ministro de Salud de Paraguay por los derechos de la niña.

“Resulta alarmante que a pesar de la urgencia de la situación, hasta la fecha, el Estado no haya garantizado todas las posibles opciones para tratar este embarazo de alto riesgo, incluida la opción de un aborto seguro”, dice la carta, que lleva la firma de la directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina, Mariela Belski.

La niña de 10 años concurrió el 21 de abril de 2015 al Hospital Materno Infantil de Trinidad, quejándose de dolores de estómago. Allí detectaron que estaba embarazada, como resultado de una violación. A pesar de que la Organización Mundial de la Salud advierte sobre los riesgos que supone un embarazo para las niñas, cuyos cuerpos aún no están totalmente desarrollados, el Estado se niega a realizar el aborto.

Amnistía Internacional recordó en la carta que es obligación del Estado proveer de manera inmediata toda la información sobre todos los posibles riesgos tanto físicos como psicológicos de su embarazo, así como el acceso a todos los servicios que sean necesarios para salvaguardar la vida y la integridad física y mental de la niña a corto, mediano y largo plazo. La protección de los derechos humanos de la niña debe ser una prioridad para el Estado.

Ya desde el año pasado la madre denunció a las autoridades de Paraguay el abuso sexual a su hija, pero la fiscalía no investigó ni estableció medidas de protección al estimarse que no había riesgos. La investigación sobre el abuso del padrastro solo se inició al conocerse el embarazo. El supuesto responsable del delito está prófugo. Sin embargo, la madre está en prisión imputada por falta al deber de cuidado y abuso sexual en calidad de cómplice. el 29 de abril la niña fue trasladada a un hogar para niñas madre, donde está sometida a una enorme presión psicológica.

La carta completa puede leerse en el siguiente link

Publicado el

COLABORÁ

Me gustaría ayudar y donar hoy

Gracias al aporte de personas como vos, Amnistía Internacional trabaja con absoluta independencia. Tu aporte nos permite continuar exigiendo el respeto de los derechos humanos en todo el mundo.

Noticias Relacionadas

¿Cómo quieres que se usen las cookies en este sitio? Hemos descargado cookies en tu equipo para facilitarte el uso de este sitio web. Puedes utilizar esta herramienta para cambiar la configuración de las cookies. Si no la cambias, entenderemos que accedes a continuar.
ACEPTO
NO USAR COOKIES