Para Fiscal General de la Federación Rusa

SE PIDE DEJAR EN LIBERTAD A OCHO JÓVENES PRESOS DE CONCIENCIA

SE PIDE DEJAR EN LIBERTAD A OCHO JÓVENES PRESOS DE CONCIENCIA  

El juicio de Yan Sidorov, Vladislav Mordasov y Viacheslav Shashmin sigue su curso ante el tribunal regional de Rostov-on-Don, en el suroeste de Rusia. Están siendo enjuiciados por intentar organizar una protesta pacífica en noviembre de 2017 en apoyo de decenas de residentes de Rostov-on-Don que habían perdido sus casas ese año en incendios masivos. En el juicio, Yan Sidorov y Vladislav Mordasov reafirmaron que fueron torturados para hacerlos “confesar”, pero el tribunal desestimo sus declaraciones. Los tres son presos de conciencia y deben ser puestos en libertad de inmediato y sin condiciones, a la vez que se investigan de manera efectiva sus denuncias de tortura y otros malos tratos.

El 5 de noviembre de 2017, Yan Sidorov, estudiante universitario de 18 años, y Vladislav Mordasov, de 21, llegaron a la plaza que hay frente a la sede de la administración regional de Rostov-on-Don para llevar a cabo un piquete pacífico. Llevaban consigo varios folletos impresos, un megáfono y dos carteles manuscritos enrollados que habían confeccionado la víspera. Los carteles decían: “Devuelvan la tierra a las víctimas de los incendios de Rostov” y “El gobierno debe dimitir”. Antes de iniciar siquiera el piquete, la policía los detuvo por celebrar una “concentración ilegal”. El mismo día, la policía detuvo a Viacheslav Shashmin, de 18 años, a la salida de un bloque de pisos situado cerca de allí. Viacheslav Shashmin afirma que no conocía a Yan Sidorov y Vladislav Mordasov en ese momento y que no participó en el piquete.

El 6 de noviembre de 2017, Yan Sidorov y Vladislav Mordasov quedaron sometidos a siete días de “detención administrativa”, en procedimientos distintos, en virtud del artículo 20.2 del Código de Infracciones Administrativas ruso (“Organización o realización de un acto público sin la debida notificación de este acto a las autoridades”). A Viacheslav Shashmin le impusieron cinco días de “detención administrativa” por cargos falsos de “vandalismo leve” en virtud del artículo 20.1 del Código de Infracciones Administrativas ruso. Según informes, Yan Sidorov y Vladislav Mordasov fueron sometidos a tortura y otros malos tratos bajo custodia policial para hacerlos “confesar” que se disponían a organizar una manifestación violenta. El 17 de noviembre de 2017, Yan Sidorov y Vladislav Mordasov fueron acusados formalmente de “intento de organizar disturbios masivos” (artículos 30.3 y 212.1 del Código Penal ruso) y de “intento de participar en disturbios masivos” (artículos 30.3 y 212.2 del Código Penal ruso). Viacheslav Shashmin fue acusado formalmente de “intento de participar en disturbios masivos”. Si son declarados culpables, las penas impuestas a Yan Sidorov y Vladislav Mordasov podrían ser de hasta 15 años de cárcel, y a Viacheslav Shashmin, de un máximo de 8 años de cárcel.

Yan Sidorov y Vladislav Mordasov permanecen bajo custodia desde que fueron detenidos el 5 de noviembre de 2017. Viacheslav Shashmin está bajo arresto domiciliario, tras haber cumplido el tiempo de detención administrativa. El juicio de los tres jóvenes comenzó ante el tribunal regional de Rostov-on-Don el 29 de mayo de 2019. El fiscal presentó ya sus pruebas. Al menos la tercera parte de los testigos de cargo se negaron a confirmar sus testimonios previos, ofrecidos durante la fase de instrucción, y afirmaron que los hicieron bajo presión de los investigadores.

En una serie de incendios masivos ocurridos en Rostov del Don en julio y agosto de 2017, más de 160 casas quedaron destruidas, una persona murió y decenas sufrieron heridas. Unas 700 personas fueron reconocidas oficialmente como víctimas. Aunque se pagaron algunas indemnizaciones por la pérdida de bienes, las autoridades no permitieron que las personas afectadas construyan nuevas casas en las mismas parcelas ni les pagaron indemnizaciones por la pérdida de su tierra, lo que a su vez sucitó rumores de que los incendios podrían haberse iniciado de forma deliberada para desalojar a las personas residentes y preparar el terreno para nuevas urbanizaciones. Muchas de las víctimas se pronunciaron en favor de Yan Sidorov, Vladislav Mordasov y Viacheslav Shashmin, y en marzo de 2019 más de 60 personas firmaron una carta en su apoyo

 

 


Publicado el

Acciones Relacionadas