Para Ministro encargado de los asuntos de derechos humanos

PERIODISTA PRESO EN ESTADO CRÍTICO

PERIODISTA PRESO EN ESTADO CRÍTICO  

El periodista marroquí Rabie Lablak lleva más de 45 días en huelga de hambre en la prisión de Tánger 2, donde fue trasladado en abril de 2019 tras haber sido recluido en una prisión de Casablanca en mayo de 2017 por su participación en las protestas del movimiento popular (Hirak) del Rif. Protesta por la presunta tortura y malos tratos que sufrió a manos de agentes de seguridad marroquíes. Continúa con su huelga de hambre, pero la administración de la prisión niega tener conocimiento de ella y ha afirmado que Rabie Lablak no se la ha comunicado nunca y que sus actividades prueban que está bien de salud.

Junto con varios periodistas, activistas y defensores y defensoras de los derechos humanos marroquíes, Rabie Lablak fue condenado a prisión en 2017 por su participación en protestas pacíficas del movimiento popular (Hirak) del Rif de Marruecos. Fue trasladado de la prisión de Okasha de Casablanca a la prisión de Tánger 2, en Tánger, el 11 de abril de 2019. Este traslado ha aumentado el aislamiento que sufrían ya Rabie Lablak y los demás presos, pues sus familias viven muy lejos de allí y les resulta casi imposible ir a verlos. En el momento de su traslado, Rabie Lablak estaba en huelga de hambre para exigir su libertad y protestar por su juicio injusto.

Entre el 26 de mayo y el 15 de julio de 2017, agentes marroquíes encargados de hacer cumplir la ley detuvieron a 54 personas vinculadas al Hirak del Rif, entre ellas el líder de las protestas Nasser Zefzafi; los manifestantes pacíficos Nabil Hamjike, Ouassim El Bousestatii, Achraf El Yakhloufi, Mohamed Jelloul y Mohamed El Mejaoui; los periodistas Hamid El Mahdaoui y Rabie Lablak; los periodistas ciudadanos Mohamed El Asrihi, Hussein El Idrissi y Fouad Essaidi, y varios vecinos y amigos de Zefzafi, incluidos los hermanos Ibrahim y Othmane Bouziane.

El Hirak del Rif pedía justicia social y la mejora de los servicios públicos en esta región del norte de Marruecos, tradicionalmente marginada. Los abogados defensores de los detenidos dicen que muchos de éstos se enfrentan a cargos falsos debido a su protesta pacífica, disidencia o a haber informado en Internet sobre las manifestaciones. Desde mayo de 2017, la policía ha detenido a centenares de personas por las protestas del Rif, en muchos casos arbitrariamente. Entre ellas figuran activistas pacíficos y algunos periodistas, y muchas han sido condenadas ya a penas de hasta 20 años de prisión por cargos relacionados con las protestas.

Desde 2017 se han declarado en huelga de hambre varias personas presas por el Hirak del Rif, entre ellas 35 de la prisión local de Ain Sbaa 1, en 2017. Algunas continuaron con las huelgas para protestar por presuntas represalias tomadas contra ellas durante registros corporales sin ropa y requisas de celdas a que fueron sometidas el 20 de septiembre de 2017. La Delegación General de la Administración Penitenciaria y la Reinserción de Marruecos ha negado reiteradamente las huelgas de hambre de personas presas en relación con el Hirak del Rif, aun cuando algunas de ellas se han reunido con funcionarios judiciales y han sido trasladadas al centro médico de su prisión debido al deterioro de su salud.

 


Publicado el

Acciones Relacionadas